29/4/13

Elegidas

Elegidas
Kristina Ohlsson


Sinopsis:

En una lluviosa tarde de verano, en una estación de tren cerca de Estocolmo, una niña es secuestrada en un tren. A pesar de haber cientos de potenciales testigos, nadie ha visto nada. Fredrika Bergman, analista criminal de la policía sueca, participa en el equipo especial encargado de investigar el caso, bajo la dirección de Alex Recht. Las primeras sospechas recaen sobre el padre de la niña, separado de
la madre y con un sórdido historial. Pero Fredrika y su equipo pronto descubren que el caso es mucho más que una disputa familiar. La desaparición de la niña no es más que el comienzo de una pesadilla en la que se han de enfrentar a una mente criminal tan astuta como despiadada.


Sobre la autora:

Escritora sueca, Kristina Ohlsson es conocida por sus novelas de intriga y misterio, protagonizadas normalmente por su personaje Fredrika Bergman.

Ganadora del Premio Stabilo de 2010, Ohlsson trabajó durante años para la Agencia de Contraterrorismo Europea, además de para el Servicio de Inteligencia Sueco.


Sobre la novela:

"Lilian, quítate las sandalias si vas a poner los pies sobre el asiento", son las últimas palabras que Sara
Sebastiansson dijo a su hija antes de que desapareciera.

Una serie de catastróficas circunstancias hicieron que Lilian quedara sola en el tren en el que viajaban, éste había hecho una parada de unos cinco minutos y Lilian aprovechó para bajar a telefonear a ese chico que acababa de conocer y que le ofrecía la oportunidad de una nueva vida lejos de los brutales golpes que Gabriel le infligía una y otra vez, ya no podía perdonarlo más, ya se había terminado su vida junto a él y había empezado una nueva. Aún no estaba preparada para que la pequeña Lilian lo supiera, por eso cuando ella dormía decidió bajar del tren a telefonearlo, el cual le habían asegurado que estaría al menos cinco minutos parado. Una chica en el andén necesitaba ayuda con su perro enfermo y Sara se la ofreció, para cuando volvió el tren había partido sin ella. 

Los nervios se apoderan de ella al principio, pero pronto se tranquiliza, al hablar con el personal de la estación. Cogería un taxi que la llevaría hasta Estocolmo, donde podría recoger a su hija. Pronto la situación estaba "controlada" y se encargarían de vigilar a la pequeña para que no se asustara si se despertaba y se encontraba sola.

Un minuto y medio fue el tiempo que estuvo sin vigilancia, justo en el momento en que el tren hacía su llegada a Estocolmo y parecía que absolutamente nadie había visto como Lilian simplemente había desaparecido, incluso sus sandalias seguían colocadas en la misma posición que la niña las había dejado, pero ella no aparecía por ninguna parte.

Es el principio de una investigación por parte del equipo: Fredrika, Peder y Alex, un equipo no demasiado unido que deben averiguar dónde está Lilian y cómo es posible que desapareciera en tan solo un minuto y medio sin que nadie se diera cuenta. Todo parece apuntar a que su padre, Gabriel, es el culpable.

Alex es el jefe, un hombre altamente cualificado y experimentado en la policía, con una vida estable junto a su esposa. Peder es un hombre de treinta y cuatro años que hace poco ha sido padre de gemelos, lo que ha supuesto una oleada desastrosa en su vida personal con su mujer. Él es pura intuición, trabaja con una pasión que nace en sus entrañas y le molesta que hayan destinado a Fredrika a su departamento, no es más que una civil, demasiado formada y con falta de instinto para la profesión, por su parte ella se siente infravalorada bajo la mirada de sus compañeros, pero hará todo lo posible para llevar a cabo su trabajo de forma eficiente, aún cuando hay aspectos que odia, como por ejemplo, tener que enfrentarse a los familiares de las víctimas sirviendo casi como paño de lágrimas.

Pronto los sucesos tomarán un escabroso camino que los alejará de Gabriel como sospechoso y que conseguirán ponerlos al borde de un ataque de nervios, con la sensación de ir contra-reloj. El rompecabezas triplica su tamaño y las piezas se dispersan por diferentes zonas del país que no tienen relación unas con otras. Fredrika y Peder deberán ignorar sus propias preocupaciones y sus rencillas para poder trazar un plan perfecto: localizar al psicópata que está detrás de todo el asunto.







Mi opinión personal:


Cuando leí la sinopsis de esta novela supe que tenía que leerla, la portada hizo que me imaginara mil cosas excepto lo que realmente me iba a encontrar en su interior. Una novela negra, dura, directa. Un jaque al corazón, que me mantuvo en vilo de la primera a la última página.

La forma de escribir de Kristina Ohlsson me ha recordado mucho a Camilla Läckberg, pero con un toque más desgarrador. Sin duda, me ha gustado tanto como ella y me ha dejado en un estado de desasosiego hasta que he terminado de leerla por completo. Incluso anoche que me quedaba un 60% aproximadamente del libro, lo dejé a las cuatro de la madrugada y no pude conciliar el sueño, es de esas novelas que te hacen querer leer siempre una página más y otra y otra.

Los personajes me han parecido absolutamente creíbles y he logrado simpatizar a la perfección con el equipo de investigación. Solo me hago una mera pregunta, no es la primera vez que en una de estas novelas nórdicas se insinúa que se dejan a niños pequeños solos, ¡qué manía! por Dios, ¿no saben que el mundo de ahí fuera está completamente loco?

El ritmo es trepidante y los escenarios van cambiando constantemente por lo que se ha profundizado bastante en las vidas de los distintos personajes. Sin demasiadas descripciones y llena de diálogos.

Éste es el primer libro de una serie en la que Fredrika será la protagonista que nos llevará de la mano por los diferentes casos policiales, y estoy segura que me engancharé a todas y cada una de las novelas que formen parte de la misma.

Mi puntuación:



6 comentarios:

Mel dijo...

A mí este libro me gustó mucho porque el final logró sorprenderme pero Silenciadas (el siguiente) me gustó bastante más porque lo disfruté desde el principio y la trama da más giros :) Si lo lees ya nos contarás^^
Besos

Isa dijo...

A mi también me gustó. En cuanto a los niños, no todo el mundo es especialmente cuidadoso, si yo te dijera a los pequeños que veo solos en la calle.

Lídia dijo...

Rachel, he leído el libro hace relativamente poco y me enganchó, es de los que me gustan!!!!
Un beso!!!! Ahora tengo que leer la segunda parte.
Un beso.

InésM dijo...

A mi también me gustó muchísimo.
La segunda parte no se queda atrás.
Besitos.

Margari dijo...

Lo tengo pendiente. Y reseñas como la tuya hace que suba puestos en la lista.
Besotes!!!

Zeno Martín dijo...

Este libro me llama mucho la atención, así que espero hacerme con él pronto!!!
Saludos

Buscar este blog