2/9/12

Cada Siete Olas

Cada Siete Olas
Daniel Glattauer







Sinopsis:


Nunca habíamos estado tan cerca y al mismo tiempo tan lejos
1) ¿Ya conoces a Emmi Rothner y a Leo Leike? Entonces es que has leído Contra el viento del norte, la inusual historia de amor en que dos personas que jamás se han visto se enamoran perdidamente por e-mail.
2) ¿Opinas que los enamorados se merecían verse personalmente, aunque fuera sólo una vez? Comienza a leer Cada siete olas.
3) ¿Te dispones a abrir este libro sin conocer Contra el viento del norte? Aquí tienes el equipaje necesario: Leo Leike vuelve de Boston tras poco menos de un año. En casa lo esperan noticias de Emmi Rothner. Ambos se dan cuenta de que sus sentimientos no han cambiado y piensan que quizá deberían verse una vez en persona. Pero Leo ha empezado una relación y Emmi sigue casada…
Daniel Glattauer vuelve a cautivar a los lectores y a la crítica internacional con su peculiar mirada sobre las relaciones amorosas en nuestro tiempo. Emmi y Leo nos enseñan que, después de que seis olas rompan en la orilla llega la séptima, y ésa trae siempre muchas sorpresas.



Sobre el libro:

Leo vuelve de Bostón, y aunque ha intentado olvidar a Emmi y apartarse de ella para no destrozar su matrimonio, se da cuenta, que aunque él tiene una nueva relación con Pamela, es imposible olvidar a su amiga virtual Emmi, y retoma el contacto con ella.

Parece que para ella es imposible sobrevivir sin él, y aunque él ha desactivado su correo, ella se niega a dejar de escribirle, y lo hace, una y otra y otra y otra y otra.... y otra vez, hasta que un día ya no le llega el mensaje del administrador del sistema como el correo está desactivado, por lo que ella deduce que él ha vuelto, y lo ha hecho, sí... y de pronto él le responde.

La relación virtual tiene mil altivajos, mil separaciones y mil reconciliaciones. A veces más estrecha, a veces menos, se palpa la dependencia de ambos, que sobrevive al tiempo, a las malas palabras, a las borracheras, a las palabras no tan malas...

Confesiones, acercamientos, separaciones, amistad, dependencia, amor: no faltarán en sus páginas, mientras nos cuentan esta peculiar historia de amor.


Mi opinión personal:

Con este libro sigue faltándome mucho, ya que, volvemos a saber tan solo lo que sus personajes cuentan a través de los correos, los correos a veces me agobiaban, igual que en el anterior, incluso en ocasiones se me hacía dificil seguirlos y tuve la sensación de que se me escapaban cosas, o que perdía el hilo de quién escribía qué a quién, pues muchos correos es una sucesión de repuesta, tras respuesta, tras respuesta sin firmar.

Pero la verdad, para ser sinceros, esta parte me gustó más que la primera. La relación va más allá y los sentimientos también. Ambos se guardan algo, ambos siguen su vida... pero el destino, es el destino... ¿será el suyo estar juntos? 

De nuevo nos encontramos ante un libro que engancha de una manera brutal, que habla de sentimientos, de amor, de amistad, y tras sus líneas se adivinan el dolor, la desesperación, la esperanza, la felicidad... Ya le tienes cierto aprecio a los personajes, aunque ¡¡me ponía de los nervios tanta indecisión!! Ahora sí, ahora no, pero por qué, o por qué no, o que piensas, o qué quieres, o qué crees que quieres...

Lo peor del libro, los dos últimos correos electrónicos, si el autor hubiera suprimido esa página del libro, la última, le hubiera dado una puntuacion de 4 tarantulillas, pero me pareció demasiado obvio, demasiado explicado, es el problema de hacer un libro tan solo con correos electrónicos, no puedes explicar el final, hay que imaginarlo... y la verdad es que hubiera quedado perfecto sin esa última página.

Supongo que la gente que lo ha leído me entiende, algunos lo compartirán y otros no. Para mí hubiese sido mil veces más romántico sin ser tan obvio, pero bueno, para gustos colores.

Me parece una buena lectura, entretenida y cercana. Aunque supongo que ya lo adivináis, mi puntuación es:






12 comentarios:

Lídia dijo...

Hola Rachel, a mí me gustó y lo que es cierto es que me enganchaban, el primero y el segundo. Y como no tengo una visión tan crítica, pués me gustaron y me entretuve un montón, y alé, ya estoy contenta.
Un beso.

Dorothy dijo...

Tengo que ponerme ya con este autor, proque todo el mundo habla maravillas de estos libros. Lo de que te falta algo no me tira para atrás, es normal que haya que completar mucho si los libros son únicamente los correos, sin diarios personales ni reflexiones ni nada.

Un besote

Inés dijo...

Qué valiente tú al leer la segunda parte y tan seguida de la otra.

Me sigue sin llamar, como ya te comenté me agobiaron tantos mails.

Besazos

Cartafol dijo...

Recuerdo que a mi me gustó mas esta segunda parte que la primera, pero era más de los mismo...Saludos

InésM dijo...

Hola Raquel, a mi también me gusto, a diferencia de ti, la última página no me disgustó. No puedo decir que la necesitara pero después de leer varias novelas inconclusas, prefiero lo obvio. ;)
Besitos.

David del Bass dijo...

Hola!! no conocía tu blog, lo he estado leyendo y me ha gustado, me pasaré más a menudo, un abrazote!

Margari dijo...

A mí en cambio no me gustó tanto esta segunda parte. El factor sorpresa ya había desaparecido. Y el final no me gustó mucho. Me gustaba más el cierre de la primera parte. Cuestión de gustos.
Besotes!!!

Lau dijo...

Lo leí ya hace algún tiempo y desde luego no es un estilo que me guste. Tantas idas y venidas, ahora sí, ahora no me agobian y sobre todo me cansan. Ni este ni el anterior me gustaron demasiado, ya se sabe, para gustos los colores.

Rachel Antúnez Cazorla dijo...

Bueno ¡¡en la variedad está el gusto!! Eso está claro y me gusta que sea así, sino qué aburrimiento.

El libro sí que me gustó, pero después de tanta reseña buena me espera mucho más. Supongo que por eso lo leí con una mirada más crítica.

Un besote a tod@s

LAKY dijo...

Con esta parte hay opiniones de todo tipo: hay gente que dice que sobraba y otros, como a tí, que les ha gustado más. A mí ambas me gustaron por igual.
Besos

Anónimo dijo...

Hello. And Bye. Thank you very much.

Anónimo dijo...

Hello. And Bye. Thank you very much.

Buscar este blog